Entradas

VOLVIENDO COMO EL HIJO PRÓDIGO

Imagen
  VOLVIENDO COMO EL HIJO PRÓDIGO   Imagen Vía: <a href="https://es.lovepik.com/images/png-affection.html">Afecto Png vectors by Lovepik.com</a> Sería maravilloso que al hacernos hijos de Dios permaneciéramos tomados de su mano por siempre. Desafortunadamente, por la necedad, algunos nos alejamos en cierto momento creyendo que podemos seguir adelante en nuestras propias fuerzas, solo para aprender —a la mala— que no es así. Las razones para alejarse de Dios son muy diversas, a algunos les sucede sin notarlo y regresaron la mirada al punto de retorno creyeron imposible retomar el rumbo. Algunos, le atribuyen a Dios las consecuencias de sus malas decisiones, como si él las hubiera motivado. Otros, creen que los errores sumados son una barrera para acercarse de nuevo al Padre, como si él no estuviera interesado en tenerlos de vuelta.   Independientemente de las razones y los porqués, a través de “La parábola del hijo pródigo”  (Lucas 15:11-32)  Jesús enseñó

BUSCAR A DIOS EN LA ADVERSIDAD NO ES HIPOCRESÍA

Imagen
BUSCAR A DIOS EN LA ADVERSIDAD NO ES HIPOCRESÍA Vía: pngtree La presente contingencia ha venido a demostrar, cuan vigente continúa la parábola de "Los dos cimientos"  (Mateo 7:24-28) . Efectivamente, tanto creyentes como no creyentes nos encontramos en medio de una tormenta que no pudimos evitar. Todos hemos sido sacudidos de una u otra forma por los problemas que este año se han presentado. Sin embargo, esto nos sirve para verificar sobre qué estamos cimentados y poner a prueba nuestros fundamentos. He notado, sin alcanzar a entender con claridad cuál es la razón de todo esto, que algunas personas cuando se encuentran pasando por serior problemas se sienten hipócritas al buscar de Dios y prefieren alejarse. Tal vez por la culpa, y el érroneo pensamiento de que sólo deben acercarse a él los intachables. Sin embargo, eso está muy alejado de lo que Jesús enseñó: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos.  (Mateo 9:12) En este pasaje Jesús dejaba claro qu

FE (Certeza y convicción)

Imagen
FE (Certeza y convicción) Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Hebreos 11:1  Hace un par de meses leí una frase que decía algo parecido a que "la fe es esperar en Dios confiando en que él hará lo mejor". De primer momento me pareció lindo el mensaje, efectivamente es una idea que descansa en la soberanía de Dios y en su poder. Sin embargo, reflexionando con mayor detenimiento, saqué dos conclusiones. La primera, es que está definición le queda corta a la que es presentada en la misma Biblia, pues ella dice que la fe es "la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve". Es decir, tener fe sí significa esperar a que Dios hará lo mejor, pero no como una posibilidad sino como un hecho concreto, se trata de esperar en la plena seguridad de que él cumplirá sus promesas. Pues eso es lo que nos enseña el onceavo capítulo de Hebreos. Seguido de la definición, viene múltiples ejemplos de personas que por la fe obr

TIEMPO DE AGRADECER

Imagen
TIEMPO DE AGRADECER   Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:18   En estos tiempos de adversidad es muy fácil perder de vista que seguimos estando bendecidos con toda bendición espiritual en los lugares celestiales con Cristo (Efesios 1:3) . La pandemia, la crisis económica que le acompaña, el aislamiento y demás situaciones pueden hacer que nos olvidemos que aún tenemos mucho por agradecer. Cuando Jesús habló del afán y la ansiedad (Mateo 6:25-34) dejó muy claro que, para aquellos que hemos puesto en primer lugar el reino de Dios y su justicia, el alimento, la bebida y el vestido están asegurados. Nos dijo que ya no depende de nuestras fuerzas y no tenemos que preocuparnos por ello, pues si él se encarga tanto de aves como de flores, cómo no lo hará también con nosotros, sobre todo, de aquellos que somos sus hijos. No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi sit

TENEMOS AUTORIDAD

Imagen
TENEMOS AUTORIDAD  La semana pasada escribía sobre la diferencia entre la confesión positiva y la confesion bíblica  y el porqué ésta última es más poderosa. Ahora, en este escrito quiero ahondar en la autoridad que sé nos ha sido dado en el nombre de Jesús, la cual también es bíblica y sumamente poderosa, superando por mucho a la simple confesión positiva. Estamos viviendo tiempos difíciles, días que requieren de una fe firme y bien afianzada en la Palabra de Dios para que ninguna circunstancia nos haga caer. Vienen problemas de todo tipo que no podemos evitar, familiares, económicos, de salud y muchos más. Jesús dejó muy claro que en el mundo tendríamos aflicción, pero que confiáramos, él ya venció al mundo. No lo dijo para infundirnos temor, sino para darnos paz (Juan 16:33). Es decir, Jesús no prometió una vida libre de aflicciones, pero sí de Victoria sobre ellas. A eso se refiere la parábola de los dos cimientos, (Mateo 7:24~29) , lluvias, tormentas y tempestades llegan a t

DE LA CONFESIÓN POSITIVA A LA CONFESIÓN BÍBLICA

Imagen
DE LA CONFESIÓN POSITIVA A LA CONFESIÓN BÍBLICA  Por experiencia, sé que la oración en el nombre de Jesús es poderosa, que se nos ha dado autoridad en ese nombre para vencer (Juan 14:12-14; Marcos 16:17-18) , que se nos hizo reyes y sacerdotes (Apocalipsis 1:6)  con una autoridad espiritual y qué hay mucho poder cuando se tiene fe (Mateo 21:18-22) . Sin embargo, estos principios bíblicos, pueden mezclarse y confundirse simplemente con la confesión positiva. La confesión positiva es una idea o doctrina que sugiere que aquello que decimos o confesamos con nuestra boca tiene un efecto en el mundo material. Esta idea, no está del todo equivocada, pues efectivamente aquello que hablamos continuamente nos condiciona y predispone hacia ello. Hay varios proverbios que lo sostienen... “Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; Se saciará del producto de sus labios. La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.” Proverbios 18:20-21 “El

SOMOS TEMPLO

Imagen
SOMOS TEMPLO Debido a la actual contingencia, muchos aspectos de nuestra vida han cambiando y si no, por lo menos, se han tambaleado. La situación, más para bien que para mal nos ha obligado a reflexionar y apreciar muchas cosas que antes dábamos por sentadas y, el congregarse no se escapa de ello. Muchos ya andamos extrañando la antigua normalidad dentro de la comunidad cristiana. La pandemia cambió la forma de relacionarse con la congregación. En algunos lugares se transmitió el servicio tradicional en vivo vía Facebook o YouTube , otras congregaciones operaron ministrando personas a nivel individual, algunas trabajaron a menor capacidad, el zoom posibilitó que muchas células continuaran operando sin transgredir la sana distancia, mientas que el whatsapp se consolidó como herramienta de ministración pastoral. No juzgamos ninguna opción, simplemente apuntamos a un hecho indiscutible, la contingencia nos obligó a salir de la zona de confort. Para muchos creyentes comprometidos