LA CREACIÓN GIME (Primera parte)

LA CREACIÓN GIME 

(Primera parte)


Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. […] porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;” (Romanos 8:19-22 RVR1960)

Este pasaje cobra más sentido después de estar al pendiente de las noticias más recientes en Guadalajara, desde la desaparición de los tres estudiantes de cine del CAAV, pasando por la muerte de varias personas –incluyendo a un bebé de ocho meses– en los atentados contra el ex fiscal Nájera, hasta la muerte de otro niño de un año en Tonalá a causa de una bala perdida. Desafortunadamente la lista parece no tener fin, entre todas las historias que lamentablemente no han logrado ocupar los encabezados de las noticias y todas aquellas que sucederán porque evidentemente nuestras autoridades no están haciendo nada por solucionarlo, los muertos se siguen apilando.

Vivimos en un país donde asesinatos, desapariciones, feminicidios, robos, secuestros y demás crímenes inhumanos están a la orden del día. Donde ya no hay ciudad que se pueda considerar segura porque nuestras autoridades no quieren hacer justicia y en medio de todo ese caos, no puedo más que pensar en este pasaje que acabo de citar, escucho a la creación de Dios gimiendo como una mujer con dolores de parto, gimen los padres que nunca podrán velar los cuerpos de sus hijos desaparecidos, gimen todas las adolescentes que fueron secuestradas por trata, gimen todas las víctimas colaterales del crimen organizado que desafortunadamente estuvieron en el lugar equivocado en el momento equivocado, gime la sociedad completa en busca de justicia y paz.

Es en este punto es donde veo urgente que los hijos de Dios nos manifestemos. Como creyentes no podemos permanecer indiferentes al mal que aqueja a nuestra sociedad. Definitivamente debemos tomar acciones concretas para buscar un México mejor. No podemos ser egoístas viviendo una vida abundante mientras el resto del mundo verdaderamente se está perdiendo.

Oremos por nuestra nación, oremos por nuestra sociedad, oremos por todas la víctimas de este mal gobierno. Seguramente muchos de nosotros hemos experimentado el poder de Dios y hemos encontrado respuesta a nuestra oraciones, muchos hemos visto a lo largo de nuestra vida milagros y prodigios, pero eso no es suficiente. Debemos compartir nuestras experiencias con aquellos que no lo conocen para que la creación deje de gemir, debemos interceder por ellos. Sé que nuestra nación cuenta con muchos intercesores, pero no han sido los suficientes, faltamos más intercediendo por México. 

Recuerda, la creación está esperando que los hijos de Dios nos manifestemos.

Comentarios

  1. Asi es, debemos mostrar la gloria y presencia de Dios en nuestras vidas y en nuestra nación.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DE RENCORES Y AMARGURAS

COMUNISMO (Aprendiendo de la iglesia primitiva)

LO TENGO POR BASURA: ¿A QUÉ SE REFERÍA PABLO?