Entradas

Mostrando entradas de julio, 2019

EL AMOR (qué sí y qué no)

Imagen
EL AMOR(qué sí y qué no)


“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser;” (1 Corintios 13:4-8)
Desde hace días andan circulando varías imágenes en Facebook con más o menos el mismo mensaje en torno al anterior pasaje de la primera carta del apóstol Pablo a los corintios, sobre que el amor todo lo soporta en cuando a las obstáculos y las adversidades y no en cuanto a los maltratos o las infidelidades. Como si después de la frase “todo lo soporta” hubiera un paréntesis para hacer la aclaración.
Sin embargo no lo hay. No hay una aclaración en cuanto a qué sí soportar y qué no. Si se toma el pasaje de forma absoluta se cae en el riesgo de aceptar relaciones dañinas en las que se tolere infinitamente humillaciones, maltratos y…

VOLUNTAD DIVINA: ESTABILIDAD EMOCIONAL

Imagen
VOLUNTAD DIVINA: ESTABILIDAD EMOCIONAL


Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. (3 Juan 1:2)
En la entrada anterior Letra Creyente hablé que la voluntad de Dios, buena agradable y perfecta es nuestra salud, basándome en el versículo anterior. Sin embargo, ese pasaje siguió dando vueltas en mi cabeza, sobre todo en la última parte, llevándome a meditar sobre la prosperidad del alma. En un inicio y, sin muchas bases, relacioné la prosperidad del alma con la estabilidad emocional, conforme seguí meditando en la idea fui guiada a varios versículos que me reforzaron la idea.
En entradas anteriores hablamos de las emociones y cómo estas, no siempre son malas cuando aprendemos a sujetarlas delante de Dios, así que este artículo podría considerarse casi como una secuela. Sin embargo, en esta ocasión quisiera presentar unos pasajes para confirmar que la voluntad de Dios es nuestra estabilidad emocional, esperando que sirvan como he…

VOLUNTAD DIVINA: SALUD

Imagen
VOLUNTAD DIVINA: SALUD


“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.” (3 Juan 1:2)
Este versículo es un pequeño recordatorio que todos deberíamos de tener presente siempre, que mejor que grabado en la mente y en el corazón, pero sino es posible, por lo menos en un pequeño post-it pegado en el refrigerador o guardado en la cartera, para decirlo de vez en cuando en voz alta, para orarlo delante del Señor, para nunca olvidarlo.
Tradicionalmente se ha enseñado a un Dios de castigo que lleva el registro de nuestras faltas esperando sancionarlas a la primera oportunidad, pero no es el Dios que yo he conocido. Reconozco que todas nuestras acciones, buenas o malas acarrean consecuencias, pero de la misma forma sé, que cuando paso por alguna situación mala, como una enfermedad, por ejemplo, no son la voluntad divina sino que seguramente son el resultado de mis malas decisiones, pero nunca han sido el deseo de Dios para mí.
Ciertamente ll…