RELACIÓNATE CON DIOS (él es nuestro padre y nosotros somos sus hijos)

RELACIÓNATE CON DIOS

(él es nuestro padre y nosotros somos sus hijos)

 

Vía: pngtree.com

Creer que existe Dios no es lo mismo que relacionarse con él. Hay quienes no buscan una relación con él porque se han forjado una idea equivocada de quién es Dios. Algunos lo visualizan como el Dios viejo testamentario iracundo que sólo está juzgando y castigando a la gente. Efectivamente, es difícil relacionarse con alguien si piensas que solo anda buscando tus fallas.

 

Otros han entendido que mandó a su hijo para salvarnos, porque no vino a este mundo a condenarlo, sino a que el mundo fuera salvo por él (Juan 3:17) aceptándolo como Señor y Salvador (Romanos 10:9-10) y, aunque esto es bueno, tampoco es suficiente para generar una relación con él, porque todavía se le mira distante desde un punto lejano.

 

A un Señor se le sirve y eso es positivo, más Jesús dijo que ya no nos llamaría siervos sino amigos para que pudiéramos conocer al Padre (Juan 15:15). Pero, si nos quedamos sólo con estas palabras, estamos hablando sólo del padre de Jesús y no del nuestro.

 

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

Juan 1:12-13

 

Hay muchas formas de relacionarnos con Dios. Pero, tal vez, una de las más valiosas y reconfortantes, sea la de identificarnos como hijos suyos. Porque al recibirle como Señor y Salvador, también recibimos el espíritu de adopción que da testimonio de que somos hijos de Dios, haciéndonos coherederos con Cristo (Romanos 8:15-17). Y si Dios no se la pensó para dar la vida de su hijo en salvación por todos, ¿cómo no nos dará juntamente con él todas las cosas? (Romanos 8:32)

 

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

Mateo 7:11

 

Tal vez, muchos no se acercan con confianza a Dios porque les fue enseñado un dios incorrecto. Otros, tienen dificultades para verlo como padre porque su modelo de paternidad en la tierra dejó mucho a desear. Más Dios no es un padre como los que encontramos en este mundo. Es mucho mejor y superior a todos, porque es el único que dio lo más valioso que tenía para que nosotros pudiéramos estar bien. Además, a diferencia de los padres terrenales, este es el único que podemos escoger. 


Depende de nosotros si queremos ser llamados sus hijos. Dios mandó a su hijo para reconciliarnos con él, para que pudiéramos ser salvos y tener el derecho de ser llamados sus hijos. Más es decisión nuestra si lo aceptamos o no.

 

De oídas te había oído;
Mas ahora mis ojos te ven.

Job 42:4

 

En mi experiencia, Dios es un Padre que no falla, por ello es importante acercarnos a él y conocerle, no sólo de oídas, no sólo por lo que otros dicen de él, no sólo como a un Señor o a un amigo, sino como a un Padre que supera a cualquier otro que hayas conocido. Y, si ya lo conocías, pero te perdiste en el camino, recuerda que siempre es momento para volver de nuevo, pues él siempre te estará esperando con los brazos abiertos, como lo enseña la parábola del hijo pródigo


Mary Carmen Olague

Comentarios

Otras entradas

LO TENGO POR BASURA: ¿A QUÉ SE REFERÍA PABLO?

EL DON DE LA JUSTICIA (Un regalo de Dios)

REALIDAD VS VERDAD (Llamar las cosas que no son como si fuesen)

LA JUSTICIA DIVINA (Descansando en Dios)